En este momento estás viendo Goleador: En busca del “9” definitivo en el fútbol tico

Goleador: En busca del “9” definitivo en el fútbol tico

Costa Rica no cuenta con un goleador consolidado en la actualidad

Delanteros puede haber muchos, pero encontrar un goleador adecuado parece una tarea muy complicada desde años atrás en el fútbol costarricense. 

Encontrar un delantero capaz para asumir el rol de goleador para la Selección Nacional es todo un reto para el nuevo técnico Luis Fernando Suárez. 

Pero hagamos juntos un repaso a los últimos representantes, esos “9” que comandaron el ataque de La Sele en los últimos años. 

Camino a las copas del mundo

Camino a Corea y Japón creo que contamos con los mejores representantes: Rolando Fonseca y Paulo Wanchope.  

Precisamente ambos son los máximos goleadores en la historia de la Tricolor con 47 y 45 anotaciones respectivamente. 

Aquella dupla era temible y llegaron a resolver juntos muchos partidos complicados, incluso Wanchope logró marcar tantos importantes en las Copas del Mundo.

Luego vino una transición para la eliminatoria rumbo a Alemania 2006, donde pasamos de Wanchope a contar con un joven Álvaro Saborío. 

El inicio de los problemas

Para el fallido proceso rumbo a Sudáfrica, el delantero ya comenzó a perderse entre Saborío e incluso se llegó hasta probar con Andy Furtado.

Pese a que el Mundial de Brasil 2014 y la propia eliminatoria fue todo un éxito para Costa Rica, el delantero fue Saborío.

Al lesionarse Saborío quedamos solo con Marco Ureña para el mundial, acá comenzó a tener un desfaz en la formación de delanteros. 

Finalmente, camino a Rusia 2018 y en el propio Mundial, el delantero fue una incógnita, Marco Ureña, Johan Venegas y hasta Joel Campbell como único en punta. 

Acá ya vemos una carencia que se vio reflejada en la falta de gol de esa eliminatoria y en la propia Copa del Mundo. 

Con este panorama llegamos hasta hoy. Con un puesto de delantero sin dueño propio. 

Tras dos procesos fallidos en la Selección (Gustavo Matosas y Rónald González) donde se perdieron casi dos años completos, el delantero sigue sin aparecer. 

Se intentó con Felicio Brown del Sion de Suiza, con Johan Venegas goleador del campeonato y con Jonathan Moya que parece encontrar ritmo en Corea del Sur, pero hasta ahora ninguno se ha consolidado. 

Actualmente solo se han marcado cuatro goles en los últimos siete partidos y el actual “goleador” es un defensor: Francisco Calvo con tres tantos. 

Así de grave es la situación.

¿Culpa de quién?

Más allá de buscar un culpable el problema viene de muy atrás, desde las bases mismas de la liga menor. ¿O acaso se observa a algún joven delantero en este puesto en el fútbol nacional?

El campeonato cuenta con pocos futbolistas con características goleadoras, siendo dos extranjeros, Javon East de Santos y Marcel Hernández de Alajuelense los más peligrosos. 

Futbolistas como Johan Venegas o Jurguens Montenegro, ambos de la Liga, cuentan con gol, pero son más de jugar por fuera que como hombres punta. 

¿Tal vez Ariel Rodríguez del Saprissa? ¿O Francisco Rodríguez del Herediano? Son delanteros sí, pero aún no encuentran ese necesario gol que tanto necesitamos. 

¿Y de los jóvenes? Jostin Daly, nuevo delantero del Herediano, es muy intermitente, aunque tal vez el paso a un equipo grande pueda servirle. 

Pero ¿y entonces?

Posibles candidatos a goleador

Es difícil encontrar una solución, pero igual hagamos el ejercicio. 

La principal carta en ofensiva parece recaer en Manfred Ugalde, fichado por el Twente holandés y quién convirtió 11 goles en su paso por la segunda división de Bélgica. 

El chico parece ser la opción lógica en punta, pero habrá que ver si en su club lo colocan más atrás y no como delantero, lo que podría variar su juego y perder su olfato goleador y pasar a crear más. Recordemos que tiene 19 años y aún está encontrándose con su fútbol. 

Aunque de momento parece pintar bien para ser el delantero, aunque con la Sele aún goce de pocos minutos. 

Los otros podrían ser o Jonathan Moya, quien en Corea del Sur está encendido y eso es muy importante o bien el propio Johan Venegas, eso sí tiene que mejorar su promedio de gol con la Tricolor pues de momento está apagado. 

Como conclusión podemos asegurar que desde al menos 10 años atrás los delanteros comenzaron a escasear en el fútbol nacional, tal vez por poca formación o bien porque simplemente la camada no ayudó (fallamos en muchos mundiales juveniles e infantiles de paso). 

¿Recuerdan a Saborío? Bueno, el delantero que sigue haciendo historia en el ámbito nacional pese a sus casi 40 años y es tal vez el último de los mohicanos. Su promedio de gol, su olfato dentro del área y su determinación lo han convertido en el modelo a seguir y encontrar para los próximos años. Con el actual delantero norteño estamos ante el último de su especie y a este momento necesitamos uno similar a él para llenar ese espacio del “9”, el eslabón perdido de nuestro fútbol.

Deja una respuesta